Tu cara me suena

Resultado de imagen de tu cara me suena

La gallina de los huevos de oro de Antena 3.

Un programa que hacía falta en la parrilla televisiva actual. Música, risas, espontaneidad hacia el espectador y los propios concursantes, concursantes famosos que no se pelean entre ellos si no que se apoyan constantemente mientras compiten entre ellos por ser el mejor imitador. Trabajan y cobran, sí, cada gala que ganan destinan 3.000€ a una asociación que lucha contra una enfermedad o una labor social determinada.

En cuestión de programación de televisión el viernes por la noche es la franja más difícil de programar, se supone que es el momento en el que la gente sale a despejarse de toda la semana de trabajo y menos ve la televisión.

Va por la quinta edición y fue hace dos temporadas cuando Antena 3 decició programarla la noche del viernes contra Sálvame Deluxe, con el riesgo que eso suponía. En estas últimas ediciones le ha ganado en audiencia en bastantes ocasiones la noche a la “temida” Sálvame Deluxe.

Risas, diversión, música, transformaciones casi perfectas en la mayoría de ocasiones para parecerse al artista imitado, compañerismo, sorpresas al público y espectadores, artistas invitados que esa noche un concursante les imita, artistas invitados qu esa   el programa más vendido en el mundo… ¿Se puede pedir algo más? Supongo que sí, pero como quienes tienen la última palabara son los espectadores este es el veredicto: Tu cara m suena es el programa más visto de los viernes desde hace 2 temporadas. Es el programa que mejores resultados tiene en el recuerdo del público. El 10 de febrero consiguió un excelente 22.6 % de share y 3.114.000 espectadores.

El magnífico jurado de esta temporada, las sorpresas de Llácer, la complicidad de los componentes del jurado entre ellos, las bromas hacia los concursantes y el presentador… Todo se une y se mezcla bien para que el resultado sea el que vemos cada viernes en pantalla.

Por mucho que haya un guion detrás del programa no tiene precio ver a Silvia Abril cada cierto tiempo, a Arturo Valls, la complicidad Llácer – Lolita, a Chenoa, a Yolanda Ramos que aunque no sepa cantar hace un trabajo tremendo, anteriormente a Mónica Naranjo y a Santiago Segura y a todos esos concursantes que a lo argo de las ediciones se van descubriendo como buenos cantantes  grandes imitadores, esos que canten a quien canten lo imitan perfectamente.

Gestmusic, igual que hizo con Operación Triunfo (1), lo que toca en formato de televisión lo convierte en oro. La productora musical, esta vez junto con Antena 3 y un gran elenco de personajes televisivos reconocidos, un buen presentador y un gran jurado han convertido Tu cara me suena en el espectáculo televisivo en mayúsuclas que derrotó a Sálvame.

Como público aficionado a televisión y a programas musicales hemos conocido famosos currantes de este país en diferentes variedades. Les hemos visto trabajar semana a semana para dar lo mejor de sí mismos en la interpretación de canción y cantante a imitar, les hemos visto ser buenos compañeros y amig0s, enseñarnos personalmente cómo son, profesionales a los que se les da una segunda oportunidad en su carrera o un pequeño impulso para iniciar una nueva etapa profesional.

Con un jurado magnífico con la novedad y frescura profesional de Chenoa, el gran imitador Carlos Latre, Lolita y su trayectoria y Llácer y su vitalidad junto con Arnau y Miriam como profesores.

Ha sido esta quinta temporada la consagración de Tu Cara Me Suena, el programa familiar del momento de los viernes por la noche.

Anoche notaba que había mucha gente, en diferentes partes de España pendientes de la final, y con una audiencia del 28’8% y 4.012.000 personas delante de la televisión fue la segunda gala más vista de las 5 ediciones.

La puesta en escena, la iluminación, los planos idénticos a los cantantes imitados  en la actuación…Nos descubren cantantes y canciones que el público no conoce, aprendemos de cada imitado, de la manera de prepararse la imitación, del show que rodea al programa, el runing gag de cada gala.

El programa transgeneracional actual de la televisión española a logrado que más de un millón de personas se sumen los viernes por la noche a la televisión y disfuten del coctel de humor y música solo pensando en su propia superación.

 

Jamás – Mónica Naranjo (Lubna)

Si decimos el nombre de la artista Mónica Naranjo todos los que más o menos sabemos algo de ella podríamos decir cómo es. No queridos fans o supuestos conocedores de esta cantante. Ella no es siempre como se presenta en sus vídeos, en sus conciertos, como quiere la prensa hacernos creer que es… Si, es una persona camaleónica, un ser devorador de escenarios con música y vestuario apropiado para la dama. Pero como todas las damas son de carne y hueso una vez están en la intimidad de su vida personal, Mónica no iba a ser menos. No solo es la dama de hierro, en su interior esconde una bellísima persona que no esconde tanto como nos hemos pensado todos estos años.

Muchos de los fans nos acordamos de haberle visto dar diferentes versiones de ella misma a través de sus videoclips, sus puestas en escena en concierto o incluso en su etapa televisiva.

Su último trabajo, Lubna, nos dejó a principios de 2016 un videoclip en formato corto que narra una historia sobre una madre coraje. En menos de 24 horas alcanzó las 700.000 reproducciones.

La historia narra la lucha interior de una madre con un niño muy enfermo. Sonidos intensos y una imagen perfectamente cuidada y estudiada dan a conocer una historia dura, con un final triste. Te adentras en la historia hasta ser parte de ella, del sufrimiento que refleja la cantante, su desdoble personal para ser las 2 partes de una misma persona. “Me dijo: mamá se quebró mi salud, me tendré que marchar. Me hundí hasta el fondo.” “Voy a luchar hasta el final, voy a caer con dignidad” Es lo que más se repite. “Rendirme jamás.”

A través de la música, la actuación musical y gestual de la cantante y del maquillaje se consigue crear una historia absolutamente real. Nos muestra el paso del tiempo en su ser de ahora y del pasado como madre. Con su ángel (la chica rubia) se funde en una conversación y un sentido abrazo para superar lo insuperable. Un abrazo que llega hasta el mismo espectador, haciéndole partícipe de su sentimiento. Mientras una viene de un pasado terrible, la otra es una madre coraje. Luchan juntas para sobreponerse del mazado vivido.

Vemos el paso del tiempo del bebé al adolescente y la protección y cariño que le da su madre ante el giro que se produce en su vida.

Con los 3 personajes y una canción preciosa consiguen sumergirnos en un ambiente dificil de vivir y complicado de superar. Mónica Naranjo 8 años después de su último trabajo vuelve a poner nuestras emociones sobre su música y a transportarnos al dolor y la emoción. Mónica nos regala en 2016 Lubna, 17 historias de las que “Jamás” nos deja clavados a la pantalla y entrando en la historia hasta ser de algún modo parte de ella.

 

 

 

OT1 El reencuentro

El 16 de octubre de 2016 se emitió el primer documental de los 3 que se han grabado 15 años después de la primera edición de Operación Triunfo. Un programa de canciones en formato reality en el que la primera y única intención era buscar un cantante para que ese año (2001) nos representara en Eurovisión. Un reecuentro único, ya que nunca antes se había reunido todos, y mucho menos delante de las cámaras.

Lo que nadie se esperaba, ni productora, ni dirección del programa, ni los propios profesores ni concursantes es que traspasase las fronteras de la televisión de la manera tan espectacular que lo hizo. Algo que no se repetirá jamás en este país. La inocencia y sencillez de los concursantes, lo que se les fue de las manos a quienes hicieron el programa por la grandeza que adquirió, el olvidarse de que vivían entre cámaras y se mostraron tal como eran… Se pasó de 2 a 12 millones de espectadores a lo largo del concurso. Los espectadores estaban ansiosos de galas, de canciones, de chats post-galas, de querer emocionarse con los concursantes y sentirse que los conocían más de lo que el programa dejaba, eso sí, sin redes sociales en ese momento, de conciertos juntos y de historias por contar.

cu60ayhxyaaxaeo

Escribieron una cancion en la que contaban el momento que estaban viviendo a través de la música: “Mi música es tu voz”. Amistad, compañerismo, sencillez pero sin olvidarse de que estaban en un concurso, en el que habría un ganador. Anoche Rosa confesó que lloró lo inimaginable cuando le dijeron que solo podía llevar a 6 de sus compañeros a Eurovisión.

15 años después, los que entonces éramos jóvenes, y los no tan niños seguimos recordando con cariño este programa, estas canciones, cantándolas, soñando con que en algún momento de nuestra vida quisimos ser como esos chavales que entraron en la academia más famosa de España.

img_nmunoz_20160720-130906_imagenes_md_otras_fuentes_160720_triunfitos_twitter-kYoE-U403349803805XMD-980x554@MundoDeportivo-Web.png

Ayer muchos de ellos nos rebelaron los momentos más duros que pasaron dentro y fuera de ella. Nadie habla de los “juguetes rotos” que se conviertieron cuando salieron del programa, la vida de después, incluso algunos, dentro del propio programa.

A través de estos 3 documentales volveremos a ser niños reflejados en ellos, a recordar dónde estábamos, con quién veíamos cada lunes las galas, y quién soñábamos ser de los 16 concursantes de la academia dirigida por Nina.

Han crecido, se han hecho mayores, nosotros con ellos.

El documental relata lo mejor y lo peor del programa musical que cambió la historia de la televisión en España y nos hará a los espectadores volver a nuestro pasado con ellos, igual que al suyo. Ayer el TT de Twitter fue #Escondidos, #Noches de Bohemia y #Operación Triunfo. Volvimos a 2001 con el corazón abierto a la emoción y lágrimas en ciertas ocasiones, en la mía cuando Rosa y Chenoa interpretaron “Sueña”. A parte de todo lo que se está diciendo de Bisbal y de Juan Camus, sus reacciones nos están dejando un segundo análisis, esta vuelta atrás en el tiempo es una auténtica bomba emocional sobre la inocencia perdida y lo imposible que se hace a veces recuperarla. Todos tenemos en nuestra memoria y corazón un recuerdo amable de algún momento relacionado con los triunfitos.

ot-2001-644x362