La llamada

images

Javier Ambrossi le dijo a Belén Cuesta que le escribiría una obra que la sacaría del bar donde estaba trabajando cuando se conocieron. Le daría un papel con el que acabaría su trabajo en el bar. No se equivocó. Es más, al espectador también nos hace un regalo: dos horas de felicidad y alegría cuando disfrutamos de lo que hació: La llamada.

Una oda a la vida moderna y sus confrontaciones generacionales, que no son tan dispares unas de sí: todas las protagonistas tienen sueños por cumplir. Unos son actuales, otros los dejaron de lado y quieren recuperarlos. De luchar por nuestros sueños, de hacer las cosas que queremos y reflexionar después y del amor en cualquiera de sus facetas habla esta llamada. Una llamada a la vida, al entendimiento intergeneracional e incluso cultural. Una oda al amor, venga de dónde venga y se presente como se presente.

Dios se hace presente cantando canciones de Withney Houston mientras se rebelan sentimientos que no se saben cómo expresar. La búsqueda del yo interior sin miedo a exteriorizarlo. Empezando por la escena en la que Belén Cuesta y Ana Castillo se emocionan con la misma canción y expresando sus sentimientos y pensamientos con valentía. Una serie de confesiones con más o menos pudor que reflejan la vida misma.

Humor atemporal, fácil, escenas en ocasiones difíciles de imaginar y una adaptación musical y milenial adaptada al presente. Una película que en el fondo es mucho más profunda de lo que vemos en pantalla, algo que me costó imaginar que no se haya criticado negativamente por ciertas situaciones, tal como está la sociedad. Actualmente hay una gran parte de la sociedad que critica todo lo que se sale de su pensamiento y cobre todo, lo que no gusta porque no es lo que ellos ven como moralmente bueno. Pero precisamente La llamada parte de que cualquier acción que nos suceda puede ser positiva, y que hay que hacer las cosas que uno quiere pensando en nuesta felicidad. De eso se trata, de aceptarnos y de aceptar a quien tenemos a nuestro lado. Se trata de ir a buscar la llamada a la vida y la felicidad y aceptarla de la manera que venga, sea cual sea. “Lo hacemos y ya vemos”.

No hay que buscarle lecturas negativas. Es una gran película que te invita a la reflexión sobre la vida a la vez que te divierte mucho. Tiene una gran banda sonora y unas grandes actrices, absolutamente todas. Destacando por encima del gran elenco a Belen Cuesta y a Macarena García.

Una cinta de genero musical que en lugar de empalagar como pueden hacerlo otras ofrece grandes dosis de risas, buenos momentos, amistad, aprendizaje y escenas que casan perfectamente.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s