Feliz haciendo televisión

Hoy es el día mundial de la televisión. Las cosas últimamente no me van muy bien, pero lucharé todo lo posible por conseguir trabajar donde quiero. Como el Atleti: Nunca dejes de creer.

Esto escribí hace un año hablando de uno de los días más felices trabajando en lo que me gusta, la tele, aunque fueran prácticas de una asignatura de la universidad.

 

14 de mayo, 2015

Ayer disfruté como hacía tiempo que no me pasaba. Supongo que tuve una jornada laboral como la que tiene un trabajador de televisión, un cámara y un iluminador, para ser exactos, y de cualquier televisión, ya saben los que me conocen que en eso no exijo mucho.

Por la mañana hice de técnico de luces, que no me gusta, pero estuve receptiva a todo lo que tenía que hacer y por la tarde de cámara, la principal, la del prompter. A pesar de haberme levantado a las 7 de la mañana, de haber dormido mal, de tener varias preocupaciones en la cabeza, de pincharme un poco con un alambre y de quedarme en tensión hasta llegar al calambre durante la grabacion disfruté del día.
Teníamos ensayo general del programa final, que se grabará la semana que viene y aunque nos faltaba un segundo colaborador y el entrevistado y no pudimos ensayar todas las partes, salió bastante bien. Además, aprobamos con muy buena nota el programa anterior, el informativo que tanto nos costó sacar y tanto fallo tenía.
Volví a casa en el bus relajada y contenta, a parte también, por la conversación tan enriquecedora que había tenido con una compañera durante la comida. Me dejé caer sobre el asiento del bus con sensación de relax y les mandé un mensaje a mi madre y mi mejor amiga con la nota. Necesitaba contárselo.
Cansada pero contenta, llegué a casa, me duché para quitarme el calor y el olor a “técnico todo el día trabajando” y me fui a cenar y al cine con mi compañera de piso. Película buena o no, al salir del cine fuimos directas a casa. Se me apoderó el cansancio por el camino y nada más llegar me fui a dormir.  Hoy me he dado cuenta de lo feliz que fui ayer.

Me gustaría, aunque no sé si para toda la vida, sí para muchos años, llevar una vida como el día de ayer. Sé que así sería feliz, aunque no siempre saliesen las cosas bien.

 

No siempre se puede hacer todo lo que se quiere y trabajar en este medio no es fácil, pero sigo haciendo todo lo posible por conseguirlo. Hay que seguir intentándolo hasta el final. Las cosas a base de esfuerzo se puede llegar al objetivo final. Fue un día muy duro, pero me encantó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s